Llamamiento urgente de los pediatras para impedir el acceso de los menores a la pornografía

Llamamiento urgente de los pediatras para impedir el acceso de los menores

Es necesario «implementar urgentemente y de forma efectiva» las normas referidas a esos contenidos en la Ley Integral de Protección a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia, reclaman las sociedades científicas

No debe perderse tiempo y hay que «proteger cuanto antes a los menores de la pornografía para evitar la degradación en su forma de relacionarse». Lo alertan este lunes los pediatras españoles preocupados ante una realidad terrible: el acceso de niños y adolescentes a la pornografía se produce cada vez a edades más precoces y los ejemplos que allí obtienen hacen que, cuando inician las relaciones sexuales, tiendan a seguir patrones de comportamiento sexual sin consentimiento. De acuerdo con los datos de un informe de la organización Save the Children, el 53,8% de las personas encuestadas accedió por primera vez a la por­nografía antes de los 13 años, y un 8,7% antes de los 10 años.

Datos que preocupan muchísimo a los médicos y que han llevado a la Asociación Española de Pediatría (AEP), la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria (SEPEAP) y la organización no gubernamental Save the Children «a hacer un llamamiento urgente a las instituciones públicas para impedir el acceso de menores» a estos contenidos a través de Internet y las redes sociales.

Las sociedades de pediatras consideran necesario una educación afectivo-sexual en la que se enseñe que la sexualidad es una parte de la relación afectiva

Las sociedades de pediatras consideran necesario una educación afectivo-sexual en la que se enseñe que la sexualidad es una parte de la relación afectiva y que tiene que ser satisfactoria para ambos miembros de la pareja. Todos estos problemas han sido puestos de manifiesto por Save the Children en un informe titulado ‘(Des)información sexual: pornografía y adolescencia’.

Cambio en las relaciones íntimas

De acuerdo con los datos del informe elaborado por Save the Children, el 53,8% de las personas encuestadas accedió por primera vez a la por­nografía antes de los 13 años, y un 8,7% antes de los 10 años. La edad media es de 12 años de manera global (antes de los 12 años para los chicos y los 12 años y medio para las chicas). Los resultados indican que se han alterado las características de las relaciones íntimas de los adolescentes influenciados por la pornografía.

Un estudio realizado en 2010 ofrecía «ya cifras preocupantes sobre el inicio precoz de la visualización de páginas de contenido sexual»

El problema no es nuevo, recuerdan los especialistas, pero se ha agravado en los últimos años. Un estudio realizado en 2010 ofrecía «ya cifras preocupantes sobre el inicio precoz de la visualización de páginas de contenido sexual». Según dicho estudio, el 29% inició sus visitas entre los 11 y los 15 años de edad y el 32%, entre los 15 y los 18 años. De los visitantes asiduos, el 68% son varones frente al 32% de mujeres.

Prácticas sexuales

«La visualización de pornografía hace que los y las adolescentes consideren que esas prácticas, en ocasiones violentas, sin consentimiento, en grupo, insatisfactorias para las mujeres e incluso aberrantes, son lo habitual en la relación de pareja», explica Dolors Canadell, representante de la AEP.

El 47,4% de adolescentes que ven pornografía ha imitado alguna vez lo visto, pero no siempre lo ha hecho de mutuo acuerdo

Según el informe elaborado por Save the Children, el aspecto más peligroso de la pornografía es, además del ejercicio explícito de la violencia, el no precisar y ni siquiera plantear, la necesidad de dar el consentimiento. En muchas ocasiones las mujeres no expresan su beneplácito e incluso aparecen experimentando desagrado o dolor, sin que esto altere el desarrollo de la escena. El 47,4% de adolescentes que ven pornografía ha imitado alguna vez lo visto, pero no siempre lo ha hecho de mutuo acuerdo.

En cuanto a la perspectiva de género, el informe detalla que es mucho mayor el número de chicos que refieren que han puesto en práctica con sus parejas escenas pornográficas (46,4%) que en las chicas (22,8%). Igualmente, hay diferencias en lo relativo a prácticas sin consentimiento 12,2% de los chicos frente a 6,3% de las chicas.

La educación afectivo- sexual

Un punto importante para dar la vuelta a esta situación es la educación afectivo-sexual, señalan los pediatras. Las preocupaciones de los padres son la precocidad en su consumo, los cambios de roles y el saber cómo llegan a esos contenidos. La revista ‘Familia y Salud’, citan, menciona el variado origen de estas fuentes: páginas web con contenido explícito, videochats, redes sociales (TikTok, Instagram, Youtube…), material compartido en WhatsApp o anuncios que llevan a esas páginas.

«A pesar de las dificultades, los equipos de Pediatría debemos tener una actitud proactiva y, dentro de las actividades individuales y comunitarias propias de la pediatría de atención primaria, tratar de informar y ayudar tanto a los menores como a sus progenitores», señala el doctor Pedro Gorrotxategi.

Certificado digital

Por eso, subrayan los especialistas, «es necesario implementar urgentemente y de forma efectiva» las normas referidas a esos contenidos en la LOPIVI (Ley Integral de Protección a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia). Se necesita, continúan, «actualizar con celeridad la legislación de manera que se impida el acceso de menores a ese tipo de contenidos en las redes sociales». La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) trabaja en un sistema de verificación de la edad para restringir el visionado de este material a los menores.

La idea es implantar un certificado digital del menor con el único atributo de la mayoría de edad, no ligado al nombre y a los apellidos

La idea, concluyen, es implantar un certificado digital del menor con el único atributo de la mayoría de edad, no ligado al nombre y a los apellidos. Es un trabajo coordinado entre el Ministerio de Interior, la Fiscalía General del Estado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) y la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT).

Artículos Relacionados

Deja tu comentario